Comedogenicidad

Comedogenicidad

Últimamente el mundo beauty está repleto de términos que de raros y desconocidos han pasado a convertirse en muy habituales e incluso casi obligatorios a la hora de hacer una review sobre cosmética , si bien ¿sabemos realmente lo que significan? ¿se usan correctamente?

Hoy hablamos de la Comedogenicidad que es la capacidad que tiene un producto o un ingrediente cosmético para producir un comedón y además es una de vuestras consultas más habituales. Generalmente relacionamos el término comedogénico con el acné, así a grandes rasgos, sin embargo no es lo mismo hablar de un comedón que de acné inflamatorio ni tampoco es igual el efecto de un ingrediente/producto en uno u otro. Con ello quiero decir que se generaliza mucho y en gran medida esto contribuye a crear bastante confusión en este tema.

Del mismo modo asumimos muchos ingredientes como comedogénicos cuando realmente no lo son. Con este post no pretendo sentar cátedra, ni mucho menos, pero espero arrojar un poco de luz sobre un tema tan habitual y sin embargo tan confuso.

Aún hoy prevalece la idea de que los productos grasos o con aceites en su formulación generan acné, taponan los poros o aportan más grasa y es algo rotundamente falso. La industria cosmética nos ha impuesto la tendencia oil free en nuestras rutinas durante mucho tiempo y continúa generando nuevas necesidades cosméticas como son las etiquetas “no comedogénico” ,”sin parabenos” ,”sin siliconas”, etiquetas que funcionan en base a las dudas que generan estos ingredientes en los consumidores en gran parte debido a la desinformación.

A la hora de comprar un cosmético, ya sea de rutina de piel o de maquillaje, casi por mera inercia buscamos que sean no comedogénicos, obviamente nadie quiere sufrir acné pero…¿eso nos asegura que no nos vayan a provocar acné? pues me temo que NO. Un producto no comedogénico puede provocarnos acné de la misma forma que un comedogénico puede irnos de maravilla, sinceramente el buscar una etiqueta no comedogénica creo que es un “por si acaso” que deben tener especialmente en cuenta las pieles acnéicas o aquellas con tendencia a las imperfecciones pero no es garantía de éxito para librarnos de los dichosos granos. De hecho es que no hay ni siquiera una legislación que lo regule, es más un recurso comercial del mundo de la cosmética aunque no por ello deja de ser creíble, detrás de esa etiqueta hay pruebas y estudios sin embargo no hay una legislación específica.

Actualmente son muchos los estudios que han valorado el grado de comedogeneidad de muchos ingredientes y sin embargo no hay nada rotundamente afirmativo para que me entendáis, sólo estadísticas en función de las pruebas realizadas entre consumidores y bien sabemos que cada piel es un mundo. Sin embargo no deja de ser interesante comprobar la comedogenicidad de algunos ingredientes muy cuestionados y de otros que pasan inadvertidos en una escala de 0 a 5 :

comedo

*Imagen obtenida de la web Acne.org

*En internet circulan muchas listas de ingredientes comedogénicos bastante contradictorias, intentar consultar páginas especializadas o fiables, hay mucha desinformación.

Algunos ingredientes comedogénicos 0-5:

  • Aceite de coco. 4
  • Manteca de cacao.4
  • Aceite de aguacate.3
  • Escualeno.1
  • Dimeticona. 1
  • Aceite de jojoba 0-2

En gran medida los aceites son los grandes damnificados del “fenómeno comedogenia”. El hecho de que un producto sea libre de aceites tampoco garantiza que no nos vaya a provocar acné. Hay muchos aceites que no son comedogénicos o tienen un grado de comedogenia bajo, por ejemplo:

  • Jojoba 2
  • Ricino 1
  • Mosqueta 1
  • Almendras 2
  • Aguacate 3
  • Sésamo 2
  • Oliva 2

Y otros que sin embargo mejor evitar por su alta comedogenia: Aceite de coco, Semilla de algodón,manteca de cacao o germen de trigo. Cierto es también que la calidad del aceite influye, cuanto más puro sea su origen menos comedogénico será.

Que un cosmético sea Oil Free no es sinónimo de No Comedogénico.

Otros ingredientes cuestionados y que no son comedogénicos:

  • Aceite mineral.
  • Siliconas.
  • Glicerina.
  • Petrolatum.
  • SD Alcohol.

Y quizás ahora me preguntéis pero ¿y los ingredientes que son oclusivos? ¿qué pasa con el aceite mineral o las siliconas? pues que no existe una relación clara y directa entre oclusividad y comedogenia. La dimeticona por ejemplo no es apenas comedogénica (1) y tiene una baja oclusividad (36%) a pesar de su mala fama y el aceite mineral que es también no comedogénico o muy poco (0-2) y sin embargo es oclusivo en un grado medio/bajo.

Podéis consultar más ingredientes oclusivos aquí, muchos de ellos son habituales en cosmética porque aportan suavidad, minimizan la textura de la piel, mejoran su apariencia… véase los usados en prebases por ejemplo u otros que ayudan a retener la hidratación…. .Algunos de los ingredientes más oclusivos además son de origen natural, para que veáis que no todos los mitos asumidos en belleza son ciertos como os mencionaba en el post de cosmética natural.

En general siempre se valoran términos como oclusivo o ingredientes como los aceites minerales o las siliconas como negativos para nuestra piel y es una percepción totalmente equivocada. Hay oclusivos fantásticos y recomendables para evitar la pérdida de agua transepidérmica por ejemplo, muy indicados para las pieles deshidratadas como la mía y no por ello tienen porqué ser comedogénicos véase el Petrolatum o la Dimeticona – os recomiendo esta entrada de CAL al respecto-.

Con esto quiero haceros ver que hay mucha confusión -a veces intencionada- con el tema de la comedogenicidad, los oclusivos, los irritantes, en general los aceites y todo va al mismo saco bajo la etiqueta de malo malísimo y no, no es lo mismo. Ojalá pudiera ser más rotunda en cuanto a ingredientes pero me temo que en el fondo la única manera de saber si un producto nos va a provocar o no acné es probándolo aunque ciertas referencias en nuestros cosméticos pueden ayudarnos mucho.

Especialmente las pieles grasas o aquellas con tendencia a las imperfecciones deberían evitar no sólo ingredientes comedogénicos sino también los que son más oclusivos y sin embargo en pieles con tendencia a la deshidratación como la mía los oclusivos son recomendables.

Como siempre os digo es fundamental valorar el conjunto de la fórmula y no quedarse con un único ingrediente – de hecho la etiqueta ” No comedogénico” se aplica al conjunto de la fórmula lo que no quita que alguno de sus ingredientes lo sea -. En el temido proceso del acné entran en juego muchos factores, no sólo la comedogenidad de un ingrediente e incluso pieles sin acné habitual de vez en cuando topan con algún producto que por algún motivo les provoca acné como es mi caso. Me ha pasado recientemente con la Vacinne de Niod o con la prebase Prime and poreless de Too Faced por ejemplo, en esto de la piel pocas cosas son rotundas al 100% y muchas que parecen rotundas simplemente no lo son.

Soy consciente que es un tema muy complejo, con muchos matices, estudios, opiniones y mucha información contradictoria pero espero al menos haber contribuido a acabar con algunos falsos mitos muy asentados:

  • Que un producto lleve la etiqueta No Comedogénico no garantiza que no pueda provocar acné.
  • El aceite mineral es no comedogénico.
  • Un ingrediente comedogénico no tiene porque ser oclusivo ni viceversa, de hecho no existe actualmente una relación directa entre comedogenia y oclusividad.
  • Comedogenia, oclusividad, oil free…son términos diferentes que sin embargo suelen usarse muchas veces casi como sinónimos y NO, NO SON LO MISMO!

Fuentes:

25 Comentarios

  1. 9 Junio, 2016 / 9:12 am

    Una entrada súper completa! A mí a veces me viene gente a la tienda que dice que no quiere usar nada con aceites porque le salen granitos y tal, y no veas lo difícil que es explicarles la diferencia y que les entre en la cabeza! (y algunos tienen la piel tan deshidratada que da hasta penica!) Lástima que la mayoría son alemanes, sino les remitía a tu blog xD Un besazo!

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 8:48 am

      Son falsos mitos muy arraigados y como ves lo importante a veces es simplemente probar, hay gente encantada con el aceite de coco y ya ves…pero sí, un aceite facial es imprescindible en una rutina facial, al menos yo ya no la concibo sin ^^

  2. Cristina González Vidal
    9 Junio, 2016 / 9:43 am

    Fantástica explicación ♥ ♥ ♥, completita y clarita. con tu permiso la comparto en mi muro. La verdad, es muy complicado explicarlo para que la gente lo entienda.
    Un biquiño grande.

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 8:50 am

      Es un tema muy complejo y aún así como digo no quiero sentar cátedra alguna, pero personalmente creo que hay conceptos muy equivocados en este tema. Gracias por compartir 😉

  3. mirandabe
    9 Junio, 2016 / 9:48 am

    Mi “especialita” piel suele llevarse muy mal con los productos minerales en polvo, no hay un motivo “aislable” tampoco con el uso de siliconas/dimeticonas y sus reacciones adversas (casi siempre rojeces y descamaciones) así que en principio intento evitar esos componentes.

    Pero coincido al 100% en tus reflexiones finales, no siempre están relacionados conceptos sobre los que se han ido generalizado afirmaciones como las que nos comentas sobre oclusividad y comedogenia. Un gran post, as usual! *-) Gracias!

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 8:57 am

      El clásico prueba-error pero es que realmente es la mejor opción!!! ir probando y descartando ingredientes/marcas q por el motivo q sea nos van mal. A veces nos aferramos a ciertos mitos que muchas veces ni se sabe de dónde han salido pero se han ido aceptando y se dan por ciertos sin más. En esto de la cosmética hay que abrir tb la mente 😉

  4. Emilia
    9 Junio, 2016 / 11:09 am

    Hola Raquel, un post espectacular!! Muchas gracias por toda la información aportada, es cierto que en estos temas hsy mucha confusión y muchos tópicos intencionados, está muy bien un poco de claridad al respecto!! Un beso y agur bonita

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:04 am

      Está claro que cada uno cuenta la historia como le va pero creo que es importante partir de una base y eliminar muchos falsos mitos y eso es lo que he intentado 😉

  5. Ana (anabll100)
    9 Junio, 2016 / 12:23 pm

    Gran post, como siempre 😀
    Si es que muchas veces hay intereses creados, como en todo, y eso es una pena porque hace que no se dé toda la información. Yo siempre he creído que los productos comedogénicos eran más propensos a dar respuesta alérgica, luego vi que lo que hacía era producir granos y parece ser que esto tampoco es esto…. Te agradezco enormemente el trabajo que haces siempre con tus posts para darnos la información más completa y detallada con links relacionados. Hacen falta más blogs así 😀
    Un besito!!!

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:15 am

      Sí! los productos/ingredientes comedogénicos sí que pueden generar acné (comedones) pero digamos que no es una ciencia exacta, no por usar aceite de coco por ejemplo tiene porqué provocarte acné y sin embargo puedes usar un producto no comedogénico que sí te lo provoque…he destacado ese ejemplo porque creo que ayuda a dejar de obsesionarse con esto de lo comedogénico pero básicamente sí, lo comedogénico aumenta las posibilidades de sufrir acné 😉

      Un bsote

  6. Anna
    9 Junio, 2016 / 2:00 pm

    Hola!

    Gran trabajo de documentación, gracias por explicarlo tan clarito!!! Algunas cosas ya las he experimentado por mi misma. La base de Guerlain “Tenue de perfection” contiene 3 aceites, y ni un grano me ha salido. Otra cosa es que me ponga frenética el subtono rosado, pero eso es harina de otro costal, jijiji

    La Healthy mix, sin embargo, me provocó el mayor comedón que he tenido en mi vida… y con 44 años!!! Como una adolescente anduve con la escabechina en la barbilla un mes!!! Hasta que deseché la base pasiemprejamás!!!

    Guardaré la lista de peligrosos más buscados en lugar accesible,
    Gracias de nuevo!!!
    Muxutxos | Anna

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:17 am

      La healthy Mix? pues mira que a mí me va de lujo, para que veas, ejemplo perfecto de que la solución es probar y probar y descartar por nosotras mismas.

      Los listados son una guía que nos puede facilitar la vida aunque ya digo que no es garantía de éxito ^^

      Bsos!

  7. maria jose
    9 Junio, 2016 / 3:14 pm

    Hola Raquel!
    Me ha encantado el post, super extenso, pero a la vez fácil de entender.
    Besitos mil

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:18 am

      Muchas gracias MJose!! me alegro que os sea útil 😉

  8. Carmen Darias
    9 Junio, 2016 / 10:11 pm

    Hola Raquel!!! Muchas gracias por el post, me has ayudado mucho. La verdad es que juegan con el miedo que tienes a tener un brote .. y más si tienes una piel que la miras y te sale un supergrano con vida propia . .. Yo no consigo un protector solar que no me saque un brote… no se que tendran pero ahora con estas tablas me los voy a poner a estudiar … Muchas gracias me ha encantado.

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:20 am

      Yo tb sufrí una época que los protectores me iban fatal, viste mi post de solares? has probado Isdin o Heliocare? tienen texturas muy cómodas y recomendables.

      Un bsazo

  9. IBONE
    10 Junio, 2016 / 9:01 am

    Gracias por el post. Si bien estoy de acuerdo que al final un aceite no tiene por qué sacar granitos, dependerá del aceite , su calidad, pureza etc.. y por supuesto que cada uno somos un mundo y una piel diferente. Pero sí me gustaría hacer hincapié en el tema de aceites minerales, Petrolatum…parafinas etc. Por favor no nos pongamos este tipo de ingredientes en la piel, son aceites extraídos del petróleo, con eso ya se dice todo pero es que la efectividad que tienen es superficial, instantánea, engañosa, no hidratan de “verdad”, parece que dejan la piel hidratada pero en cuanto lo dejas de poner la piel se reseca más que antes y pide más, sinceramente mejor optar por ingredientes más sanos y que nos proporcionen un hidratación constante y no engañosa. Muchos de los aceites que has nombrado son maravillosos, mejor en mi opinión eliminar los minerales.
    Saludos!!

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 9:41 am

      En el post sólo intentaba desterrar falsos mitos sobre los aceites minerales, que se eviten por su repercusión medioambiental, por su capacidad oclusiva o por otros motivos pero no porque sean comedogénicos! Intento facilitar toda la información para que seamos nosotras las que decidamos si usarlos o no, no que sea la tendencia del momento la que nos imponga un producto.

      Lo de la falsa hidratación es un tema que daría para mucho y es que los aceites minerales cumplen muy bien como oclusivos a la hora evaluar la pérdida de agua transepidérmica, no sólo es importante aportar hidratación, tb la capacidad de retenerla pero ahí ya cada uno que elija el ingrediente o producto que mejor considere ^^

      Besos!

  10. 12 Junio, 2016 / 11:31 pm

    Yo siempre repito la frase de ” uso lo que me funciona” y a mi que no me vendan algo como oil free por que salgo por patas, graciosamente todo lo que es oil free me va fatal, pero esta explicación es genial para saber un poco más a la hora de seleccionar productos.
    Un besote.

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 10:09 am

      Pues una frase excelente amiga, una cosa es dejarse guiar y tomar ciertas precauciones en nuestros cosméticos y otra asumir muchos aspectos porque simplemente están de moda.
      Está claro que los productos oil free responden a una necesidad pero el usar rutinas completas oil free creo que es un error! ,)

      besotesss

  11. Charo F
    13 Junio, 2016 / 2:04 pm

    Mi enhorabuena porque es un post fantástico y que puede ayudar a mucha gente. Al final, y teniendo en cuenta toda la información que tenemos, como por ejemplo con esta estupenda entrada, básico valorar en su conjunto la fórmula del producto y no quedarnos con un único componente porque aunque haya similitudes entre las pieles, luego cada piel es un mundo y hay que probar y descartar.
    Besos!

    • Raquel Herrán
      15 Junio, 2016 / 10:11 am

      Muchas gracias ^^
      Efectivamente esa era la intención del post, aclarar algunos conceptos erróneamente asumidos y dejar claro que en cosmética no todo es garantía de éxito y al final el prueba-error es el único que no se equivoca ^^ aunque algunas premisas no están de más 😉

      besoooos

  12. Esperanza
    26 Junio, 2016 / 10:34 am

    Excelente post! Totalmente cierto lo que describes, se cumple el tópico de “cada piel es un mundo” y lo que causa acné en una piel seca a lo mejor en una grasa no. Paradojas de la vida 😂 Por ejemplo, he probado el serum rosa de hylamide y me ha provocado acné, yo tengo la piel mixta con tendencia acnéica. Una pena, todas habláis maravillas de él, pero como bien dices, es cuestión de ir probando hasta dar con lo que viene bien a cada piel. Un saludo y felicidades por tu blog, ¡me encanta!

  13. 28 Junio, 2016 / 7:45 am

    Creo que ya hemos hablado alguna vez por twitter de temas similares, no? quiero decir, las etiquetas venden como bien dices y el desconocimiento muchas veces nos hace caer con cosas que no son “lo más”. Cuando sale una moda nos tiramos de los pelos con ciertos ingredientes y si los quitan pueden meter otra cosa peor (o no), pero que algo tenga mala fama no quiere decir que nos funcione mal. Viendo que aparece varias veces el aceite de jojoba me río, hubo un tiempo en que estaba muy de moda ponérselo en la cara teniendo la piel grasa, me dio por probar y no, no era para mi, terminaba brillando cual gusiluz, y me va mucho mejor para el cabello o el cuerpo. Ahora en parte entiendo la razón mirando el listado. Así que al final cada una debemos buscar lo que nos funcione sin hacer tanto caso a las etiquetas, y si, confieso que alguna vez peco.

    ¡Un besote!

  14. Ana Felicidad
    20 Noviembre, 2016 / 4:31 am

    Fantástico post, Raquel!!! Yo creo que cada piel es un mundo, y realmente hasta que no pruebas un producto no sabes cómo puede reaccionar tu piel. Yo tengo la piel mixta con tendencia a imperfecciones y he introducido en mi rutina el aceite de Marula y me va fenomenal, sin embargo a lo largo de toda mi vida he usado productos libres de aceites que en muchas ocasiones me han provocado efectos rebote y brotes de acné. Me encanta leerte!! Todo muy bien documentado y explicado!!! Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *