Fuentes sobre ingredientes cosméticos II

Fuentes sobre ingredientes cosméticos II

Esta semana compartía con vosotr@s las fuentes de consulta a las que recurro habitualmente para informarme sobre ingredientes cosméticos y hoy os enumero algunas de las pautas que personalmente suelo tener en cuenta a la hora de «analizar» un cosmético y su fórmula antes de compralo.

En general tampoco asumo lo que veo y leo en las webs/blogs que anteriormente os mencionaba como una verdad absoluta e inamovible, estas fuentes son para mí una guía a tener muy en cuenta, lo que no quita que algunos productos/marcas mal valorados o escasamente destacables según su criterio a mí me hayan funcionado bien.

+ Hay que tener en cuenta que la legalidad de un ingrediente no implica su idoneidad. Es decir que la presencia de un ingrediente puede ser perfectamente legal y no por ello ser lo más recomendable para tu piel. Hay que saber distinguir ambos conceptos. No todo lo que aparece en la etiqueta es estupendo por el mero hecho de estar permitido.

+ ¿Un producto con ingredientes naturales es mejor que uno de ingredientes sintéticos? Nada más lejos de la realidad, son muchos los ingredientes de origen natural que son irritantes como por ejemplo el limón, la menta…ver «natural» en un cosmético no significa que sea la pera limonera.


+ Que un producto lleve ingredientes naturales no significa que sea natural y por desgracia es un aspecto del que se abusa mucho en publicidad jugando con la ambigüedad y las medias verdades. Puede llevar un alto contenido de ingredientes naturales pero no significa que no lleve químicos o ingredientes sintéticos en su formulación.

+ El dinero que gastas en un cosmético no garantiza que su fórmula sea buena. Hay productos baratos excelentes y productos carisísímos que no son más que una lista de emolientes. Parece una obviedad pero no siempre lo aplicamos a la hora de comprar un cosmético.

En cuanto a los ingredientes sí que es cierto que voy tomando mis precauciones especialmente desde que mi piel es sensible.
El ingrediente que más nos debe preocupar es la presencia de fragancia o perfume ya que es el principal factor desencadenante de reacciones, alergias e irritaciones por encima de cualquier otro, especial cuidado con la presencia de aceites esenciales.

Evitemos el alcohol en nuestros cosméticos (fundamental en las pieles sensibles). Buena parte de la cosmética lo contiene porque es un ingrediente permitido en formato desnaturalizado pero no por ello es lo idóneo para nuestra piel, lo que no quita que hay cosméticos que incluyen alcohol y sin embargo funcionan bien, todo depende de su puesto en la formulación y del resto de ingredientes pero evitemoslo siempre que podamos.

+ El tema de los aceites minerales daría para horas y horas de debate. El mundo de la cosmética nos ha impuesto el claro rechazo a estos aceites, sin embargo son muchas las opiniones y estudios discordantes. Personalmente intento usar cada vez más productos de cosmética natural que los descartan totalmente, no obstante los aceites minerales son un ingrediente cuya presencia no es una condición indispensable a la hora de decidirme por un cosmético, su oclusividad es media/baja y son no comedogénicos así que sinceramente es otro de los grandes mitos de la cosmética, lo que no quita que su impacto mediambiental sí sea cuestionable.

Podéis formaros opinión sobre este tema con este increíble post de Julia Phoenix y con este breve post del antes mencionado Adolfo David de Juventud y belleza y consultar la oclusividad de algunos ingredientes aquí.

+ En la misma linea aceites naturales y esenciales….esos grandes desconocidos….El boom por lo natural, eco, bio.. está muy bien pero como os decía el hecho de que algo sea natural no significa que sea idóneo o que pueda usarse sin ningún tipo de cuidado como es el caso de los aceites esenciales. Es un tema sobre el que no controlo mucho y por ello os recomiendo este estupendo post de Envuelta en crema.


+ La filosofía sin parabenos, sin siliconas...etc es claramente una realidad y porqué no decirlo también una moda. Personalmente creo que se debe parcialmente (y una vez más) a una excelente labor de marketing del mundo de la cosmética como respuesta a las muchas dudas que estos componentes generan en la sociedad. Pero precisamente porque es un tema con bastantes lagunas y estudios no concluyentes creo que hay que ser prudentes y no dejarnos llevar por el radicalismo. No huyo de los productos con parabenos pero si puedo los evito y es más, veo lógico que la ciencia avance en la búsqueda de nuevos conservantes sin embargo no me hecho las manos a la cabeza cuando los veo en una etiqueta. Os recomiendo los post de Cristina de CAL sobre este tema.

Respecto a las siliconas pues un poco más de lo mismo…a nivel de cosmética facial yo no he tenido ningún problema a pesar de mi piel sensible, no obstante no todas las pieles las toleran y por ello me parece lógico que puedan evitarse. Su presencia en cosmética es muy elevada y habría que distinguir tipos, propiedades…. pero a rasgos generales para mi lo único criticable es que las siliconas aportan a la piel una mejoría efímera y temporal en ciertos aspectos como la apariencia de los poros, la textura de la piel, su suavidad…..una mejoría que únicamente dura mientras se aplica el producto y desaparece al limpiar o desmaquillar, pasa con muchos serums y cremas que parecen efectivos pero sus resultados no son reales, no obstante las siliconas también tienen sus propiedades hidratantes e incluso protectoras al crear una barrera sobre la piel que la protege de los agentes externos, entonces….¿siliconas sí o no?

Para nada estoy en contra de su presencia pero creo importante ser conscientes de cómo influyen en nuestra cosmética y diferenciar su uso y su efectividad. No son lo mismo las siliconas en un primer antes del maquillaje con el que buscamos mejorar puntualmente el aspecto de nuestra piel que un serum con el que queremos resultados reales.

Sin embargo en mi rutina capilar sí que mantengo la filosofía «sin» en mis champús porque  noto que me dura el pelo más tiempo limpio, se me engrasa mucho menos y mi cuero cabelludo está más equilibrado, mientras que en mis mascarillas o acondicionadores no me importa la presencia de las siliconas.

De nuevo Cristina nos arroja luz en este tema con otro de sus excelentes post (y no no me llevo comisión por recomendarla jaja pero es que no lo podría explicar mejor!)


+ Algunos ingredientes que pueden crear irritaciones o reacciones cutáneas: SD Alcohol (también conocido como alcohol desnaturalizado), Ammonia (amoníaco), árnica, Bal Mint (menta), Benzalkonium Chloride (Cloruro de Benzalconio), Benzyl Alcohol (alcohol Bencílico), Bergamot (bergamota), Camphor (alcanfor), Cinnamon (canela), Jugos y aceites cítricos, Clove (clavo), Clover Blossom (flor del trébol), Coriander (cilantro), Aceites Esenciales, Ethanol (etanol), Eucalyptus (eucalipto), Eugenol, Fennel Oil (aceite de hinojo), Fir Needle (hoja de abeto), Perfumes, Geranium (geranio), Grapefruit (pomelo), Horsetail (cola de caballo), Isoeugenol, Lavander (lavanda), Lemon (limón), Lemongrass (citronela), Lime (lima), Linalool (linalol), Marjoram (mejorana), Melissa (Lemon Balm) (melisa/bálsamo de limón), Menthol (mentol), Menthoxypropanediol, Menthyl Acetate (acetato de mentilo), Mint (menta), Oak Bark (corteza de roble), Orange (naranja), Papaya, Peppermint (menta), Phenol (fenol), Salalwood oil (aceite de sándalo), Sodium C14-16 olefin sulphate, Sodium Lauryl Sulfate, TEA-lauryl Sulfate, Thyme (tomillo), Wintergreen (aceite esencial de albahaca, gaulteria, eucalipto, lavanda y milenrama), Witch hazel (olmo escocés), Ylang-ylang.

El tema daría para mucho y tampoco pretendo sentar cátedra porque ya os digo que no soy profesional, pero creo que estas pautas y las webs y artículos que cito os pueden serútiles a la hora de valorar si comprar un cosmético o  no y sobre todo ayudaros a formaros una opinión propia. ¿Usamos cosmética sin siliconas por moda o porque creemos realmente que son perjudiciales? ¿Porqué evitamos ciertos ingredientes? ¿todo lo sintético es malo malísimo?

Por supuesto que esta es una percepción absolutamente personal y soy consciente de que toco temas muy controvertidos en el campo de la cosmética como son los aceites minerales, parabenos, siliconas…y que muchas discreparéis de mis opiniones (y me encantaría conocer las vuestras) pero al margen de esto, os animo a que además de conocer vuestra piel como tantas veces os digo meditéis vuestras compras cosméticas, os informéis sobre los ingredientes de vuestros cosméticos, visitad blogs/foros, webs más específicas y valorar si ese cosmético encaja con vuestras necesidades.

En cosmética no siempre se acierta, son muchos los factores a tener en cuenta, pero creo que siguiendo estos consejos vuestras compras serán más meditadas y posiblemente más efectivas. Que seamos nosotras quienes elijamos nuestros cosméticos, no la industria ni su feroz marketing.

¿Os ha gustado el post?

¿Compartimos opiniones?

¿Os interesaria algún post específico?

 

 

9 Comentarios

  1. 27 marzo, 2015 / 9:45 am

    Me has dejado sin palabras oye!! Que post más completo e interesante, creo que me lo imprimiré para tener siempre a mano el listado de ingredientes que podrían ser problemáticos para mi piel.
    Quizás me avergüence un poco decirlo, pero nunca me he preguntado si el hecho de que un producto contenga minerales, siliconas, parabenos etc, sea perjudicial para mi piel! La verdad que he comprado siempre los productos que más me interesaban sin pararme analizar los ingredientes. Soy cociente que quizás debería hacerlo, pero visto que mi piel no me ha dado problemas graves, nunca me he puesto el problema. ¿Debería?
    Sin duda una Entrada llena de información y que me ha hecho reflexionar.
    Gracias!

    • 31 marzo, 2015 / 8:12 am

      Tampoco hay que sentirse culpable mujer! si tu piel no ha tenido problemas no hay que obsesionarse pero nunca está de más saber qué nos ponemos en la cara 😉 La industria cosmética es un gran negocio y como tal busca beneficios y no siempre con los mejores ingredientes, no está de más echar un vistazo a fórmulas y leer reviews y opiniones xo sin obsesionarse 😉

      Un bso bella

  2. 27 marzo, 2015 / 9:53 am

    Pues sinceramente, no me guío por las modas, más bien es todo a modo prueba acierto-fallo, dependiendo de como vea que me funcionan ciertas cosas empiezo a descartar ingredientes o a buscarlos si se que son los que me hacen bien, aunque es complicado.

    Desconocía muchos de los ingredientes que pueden ser malos, aunque lo que si intento evitar es el alcohol denat, pero porque noto que me reseca a la larga, no por otro motivo.

    ¡Un besote!

    • 31 marzo, 2015 / 8:15 am

      Pues haces bien, tampoco hay q obsesionarse! yo tomo más precauciones por mi piel sensible pero como tú dices tb me guió mucho por el me funciona o no. De hecho evito el alcohol pero uso algún cosmético que lo lleva y me funciona bien, una cosa es la teoría y otra la práctica.

      La cuestión es saber qué nos funciona y qué no 😉

      Un besazo

  3. 27 marzo, 2015 / 8:15 pm

    Me ha gustado mucho el post. Lo guardo para poder comprobar en futuras compras y ver si productos que uso y me van mal, contienen algunos ingredientes de la lista (lo que es muy probable). Nunca me he preocupado mucho… ni sobre el pelo ni sobre cosméticos para el rostro, pero ahora que tengo la piel sensible, sí que me empiezo a preocupar y a buscar información. ¡Un beso!

    • 31 marzo, 2015 / 8:18 am

      Pues te aseguro que los encontrarás!! pero tampoco hay que ser radical (al menos yo no lo soy). Simplemente es ser un poco más conscientes de lo que nos ponemos en la cara y en especial nosotras con la piel sensible pero como digo ni todo lo natural es maravilloso ni todo lo sintético es "cancerígeno", nos encanta el alarmismo!!

      Un bsote

  4. 29 marzo, 2015 / 5:08 pm

    jajaj no me llevo comisión jajaj gracias por nombrarme!
    Yo creo que en la cosmética como en tantas otras cosas las modas influyen y como empezaron a promocionar productos sin parabenos, sin siliconas… pues se venden menos y en general la gente busca productos más naturales y sin ingredientes sintéticos. De hecho yo creo que vamos hacia una cosmética natural y eco, que se preocupa por el medio ambiente, teniendo en cuenta como se producen y también sus envases.
    Y creo que es más fácil acertar con tu rutina si sabes lo que estás comprando, no tengo ninguna duda 🙂

    Un besote

    • 31 marzo, 2015 / 8:26 am

      Esq lo explicas taaaan bien q por mucho que yo lo intente no podría llegar a ese nivel! 😉

      Yo creo q en general vamos hacia un estilo de vida más sano y responsable con el medio – al menos eso espero- y por supuesto también en cosmética. Las modas influyen mucho pero al menos esta ha servido para hacernos dudar de lo que nos ponemos en la cara…que nos ha llevado erróneamente al alarmismo pues sí pero que ha hecho pensar a la gente sobre los productos que usa también. No está de más remover conciencias de vez en cuando!!

      Un bsazo

  5. 2 abril, 2015 / 3:34 am

    Raquel, de nuevo … felicidades por tan excelente post !! Como te comentaba en tu anterior post … reconozco que no soy nada radical, y no dejo llevarme por las modas de usar o no usar según que ingredientes, porque si realmente me funcionan determinados ingredientes … porque dejarlos de utilizar, verdad ?? Pero tienes toda la razón que utilicemos unos u otros, hay que saber bien (o al menos intentarlo ;-)) que tipo de ingredientes son … y luego ya decidiremos 😉 !! Felicidades de nuevo por tan estupendo post … que sin duda alguna voy a tener muy en cuenta ^_^ !! Un besazo, guapa !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Looking for Something?