Hojaldre improvisado

Hojaldre improvisado

Hace mucho que no compartía una receta en el blog así que ya tocaba.

La receta no tiene ninguna complicación, es un hojaldre improvisado porque básicamente lo hice sin planificación con lo que tenía por casa. Curiosamente las recetas que improvisas suelen ser las que mejor resultado dan ¿verdad?



INGREDIENTES

Masa de hojaldre
Queso Mascarpone
Jamón de York/ Pavo
Un calabacín
Un puñado de espinacas
Piñones
AOVE
Sal
Pimienta
Semillas de chía y sésamo

Extendemos la masa de hojaldre y la cubrimos con jamón de york o pavo lo que más os guste. A continuación repartimos bien el queso mascarpone sobre las lonchas que hemos puesto previamente.
Mientras hacemos un poco las rodajas de calabacín en una sartén a la plancha con un poquito de aceite de oliva y salpimentamos. Una vez doradas las disponemos sobre el hojaldre y a continuación un puñado de espinacas salteadas con piñones en la misma sartén que hemos usado para el calabacín.

Cerramos el hojaldre y directo al horno que previamente hemos puesto a calentar. 20 minutos a 200º y vamos vigilando hasta que se dore.
Yo espolvoreé unas semillas de chía y unos granos de sésamo para darle una mejor presentación y un ligero toque final.

He de confesar que estaba realmente bueno, muy suave pero muy rico. Es un plato perfecto para variar un poco la rutina de nuestras comidas y una propuesta excelente para una cena con amigos. Nosotros lo acompañamos con una ensalada y no hacía falta más 🙂

Y la entrada me viene como anillo al dedo para reflexionar sobre el postureo que ha surgido en redes sociales entorno a la comida, especialmente entre blogguers, famosas y modelos y el genial Tag #youdidnoteatthat.

No hay día que pase sin que seamos testigos ( y digo testigo porque tod@s de vez en cuando visitamos sus RRSS) de los caprichos culinarios de nuestras celebrities, que si un donuts, unos macarons, una hamburguesa grasienta, un helado de triple bola… y muchos, muchos cupcakes!! y todo realmente bonito y estético perfectamente conjuntado con el look como si de un shooting se tratara.
Pero la duda es….realmente se lo van a comer?? o es simple postureo?

Cuesta creer que se zampen esas patatas fritas qué queréis que os diga pero también cuesta creer que simplemente sea postureo ¿resulta bastante absurdo no?
 La comida se convierte en un elemento más de esa escenografía que personalmente me parece cada vez más artificial, resta credibilidad, parecen más un reportaje de revista que la vida real. No sé vosotr@s pero en gran medida la transparencia y la sinceridad son dos de los aspectos fundamentales que busco en un blog y cada día que pasa cuesta más encontrarlos…aunque haberlos,haylos 🙂

Yo os juro que el hojaldre me lo comí ;P

¿Os ha gustado la propuesta?
¿Sois cocinillas?
¿Creéis que el postureo se nos va de las manos?

R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Looking for Something?