Jumping Juniper (Fairy) de Lush

Jumping Juniper (Fairy) de Lush

Como sabéis me estoy animando a compartir nuevos contenidos en el blog de una forma más habitual y uno de los apartados pendientes es el de rutina capilar. Anteriormente ya había introducido el tema en varias entradas sobre Champús naturales que podéis leer aquí.

Cierto es que aunque me mantengo bastante fiel a esta tendencia «Sin» no la sigo estrictamente y de vez en cuando uso productos que sí llevan sulfatos y siliconas, para muestra el champú de Lush del que os hablo hoy. Si puedo evito ambos ingredientes en mis champús no así en mascarillas/acondicionadores ya que de medios a puntas no noto ningún cambio realmente importante. No obstante de vez en cuando pruebo algún champú de los que llamamos convencionales o champús más naturales que no cumplen estrictamente con estos parámetros.

El motivo principal por el que opto por esta tendencia «Sin» es porque verdaderamente he notado un cambio en mi rutina capilar, con estos champús mi pelo no es tan esclavo de los lavados y se engrasa y encrespa mucho menos, consecuencia directa de la ausencia de sulfatos principalmente. En mi caso la ausencia de siliconas no es tan determinante pero crean ese falso efecto de suavidad y brillo que intento evitar al menos en la raíz de mi cabello.

Dicho esto mi pelo es fino, muy poroso y según las épocas ligeramente graso en la raíz- ahora por ejemplo con el inicio del Otoño me dura menos días limpio- y al igual que hago en mis rutinas faciales voy alternando productos según sus necesidades. Y entre esos productos están los champús sólidos de Lush que curiosamente fueron los primeros que probé dentro de esta tendencia «Más natural».

Y entrecomillo natural porque para ser exactos los champús de Lush sí llevan sulfatos, de hecho son su primer ingrediente: Sodium lauryl sulfate que no son otra cosa que sales, lo que no llevan son siliconas. Y entonces quizás os preguntéis ¿Porqué los usas si llevan sulfatos? porque sinceramente me van bien y mi cabello no se resiente – al menos de momento- con estos champús. Cierto es que hace años cuando los usé por primera vez tuve que dejarlos porque me provocaron una ligera dermatitis pero los retomé tiempo después alternándolos con champús líquidos y sin sulfatos y sin problema.

De Lush me gusta principalmente su filosofía con el medio ambiente y el uso de ingredientes naturales, un champú sólido dura entre 80 y 100 lavados lo que te permite suprimir envases de plástico y además son productos aptos para veganos y cruelty free. Me gusta también que ofrece formatos y texturas diferentes a los habituales y tan sólo pasar cerca de una de sus tiendas es un auténtico gustazo para los sentidos. *Ojalá pudierais oler este champú 😉

Es una firma que me transmite positividad, energía y considero que tiene algunos productos muy buenos, fórmulas interesantes aunque otros no tanto sinceramente.

champús-sólidos-heroes

          champús-sólidos-lush2

Jumping Juniper

Pero vayamos con la review del antiguo champú Fairy ahora conocido como Jumping Juniper (el cambio de nombres es para volverse loco por cierto, ahora me guío por colores!!). Es un champú con sulfatos como primer ingrediente y a continuación aceites esenciales de romero con propiedades antibacterianas y aceite esencial de lavanda de efecto relajante, a continuación las bayas de enebro que ayudan a regular la producción de sebo y aceites cítricos de lima y limón con propiedades revitalizantes que aportan brillo al cabello.

2

Sodium Lauryl Sulfate (Sodium Lauryl Sulfate), Decocción de Lavanda (Lavandula angustifolia), Decocción de Romero (Rosmarinus officinalis), Aceite de Baya de Enebro (Juniperus communis), Aceite de Limón (Citrus limonum), Aceite de Lima (Citrus aurantifolia), *Citral (*Citral), *Limonene (*Limonene), Perfume (Perfume),Color 60725 (Colour 60725)

* En negrita ingredientes sintéticos seguros según la web de Lush. El esto son naturales.

Este champú funciona especialmente bien en cabellos grasos o con esta tendencia según la época como es el mío, deja el cabello muy limpio y libre de grasa. Al margen de esto no es un champú especialmente hidratante ni nutritivo tampoco aporta volumen pero a mí me deja el pelo bastante bien y lo más importante libre de grasa. Me controla el encrespamiento sin dejarme el pelo lacio aunque siempre uso mascarillas de medios a puntas.

La presencia de sulfatos en general tiende a resecar tanto la piel como el cuero cabelludo, digamos que arrastran los aceites y la grasa de nuestra dermis pudiendo llegar a ser un ingrediente irritante, por ello no recomendaría este champú a aquellas personas que tengáis el cuero cabelludo seco, sensible o con dermatitis, ni tampoco a cabellos teñidos ni con mechas ya que arrastran bastante el color o algunos tratamientos como el de queratina.

El Sodyum Lauryl Sulfate es un surfactante conocido como SLS y uno de los más habituales en los productos de aseo personal. Es un tensioactivo muy efectivo como desengrasante pero que a su vez arrastra buena parte de los lípidos naturales que nuestra piel genera y por ello puede dar lugar a irritaciones, problemas de sequedad y dermatitis entre otros. Su variante Sodyum Laureth sulfate (SLES) resulta mucho menos abrasivo para la piel pero en ambos casos es importante saber qué ingredientes les acompañan en la fórmula. En este caso no es una fórmula especialmente hidratante o nutritiva, posiblemente otros champús sólidos sean más equilibrados en este aspecto, pero cumple lo que promete respecto a la grasa así que para mí aprueba notablemente.

En la Lushopaedia mismamente indican que desde hace poco están sustituyendo este surfactante por uno más suave, el Sodium Coco Sulfate, más respetuoso y delicado con el cuero cabelludo. A pesar de ello he de decir que mi cuero cabelludo no se ha visto alterado en los últimos meses que he estado usando este champú, a veces sufro una ligerda dermatitis en el nacimiento del cabello en la zona de la frente y no ha empeorado por el uso del Jumper, simplemente aparece de vez en cuando sin llegar a ser demasiado molesta.

Cierto es que suelo combinarlo con el DaddyO que contrarresta precisamente las carencias de este en hidratación, suavidad y brillo pero del Daddy – antiguo Patriarca- os hablaré más adelante.

Precio: Precio: 55 gr/ 8,95€

Nota: 8/10

Repetiré: Muy posiblemente sí.

*Para más info sobre sulfatos os remito a dos de mis blogs de referencia: Cristina de Cosméticos al desnudo  y Laura Bey de Belleza molecular.

¿Habéis probado los sólidos de Lush?

¿Cual es vuestro favorito?

¿Sois fieles a la rutina capilar «Sin»?

11 Comentarios

  1. 11 noviembre, 2015 / 11:40 am

    No soy fiel a una rutina «sin», depende un poco de lo que me vaya bien en ese momento y de los brotes.
    Con lush y sus sólidos tengo una pequeña relación de odio-amor rara… al principio (nada más he probado dos) me iban bien pero según los utilizaba más era como si me resecaran un poco).

    ¡Un besote!

    • Raquel Herrán
      Autor
      16 noviembre, 2015 / 1:39 pm

      Es por la presencia de sulfatos por eso comentaba q personas con el cuero cabelludo sensible, dermatitis…mejor abstenerse. En la teoría deberían funcionaros mejor los champús sin sulfatos pero la práctica no es tan sencilla.
      Probaste el triple trea treat de Giovanni? (Iherb), también me han recomendado el de propóleo de Apivita para esa problemática. Cuando lo pruebe mi chico te comento!

      bss!

  2. 11 noviembre, 2015 / 6:03 pm

    Todo un mundo el de los champúes «sin». Confieso que hace años me volví muy loca y muy tajante con el uso de cualquier producto lo más natural posible y precisamente se dió lugar en mi una pequeña, gran dermatitis seborreica como reacción a esa reacción astringente que hace en el cuero cabelludo que tardé meses en controlar. Así que ahora mismo lo que me preocupa bastante es precisamente como en la piel del rostro, la hidratación y el control de los sulfatos (si acaso). Fui usuaria de Fairy durante una temporada y la usaba junto con otra que era verde, ya no me acuerdo los nombres… También usé Patriarca -que manía con cambiarle los nombres no?-. De la gama «sin» también use la gama EverPure de Loreal y pasó sin pena ni gloria por mi cabeza, que pena. Y mis favoritos hasta ahora han sido todos los comprados en iHerb… seguiremos investigando para que nuestros melenones estén sanotes!!!

    Un besito

    • Raquel Herrán
      Autor
      16 noviembre, 2015 / 1:44 pm

      Yo tb soy muy fan de los de Iherb, principalmente de la marca Giovanni aunque acabo de pedir uno de Andalou con muy buena pinta 😉 y de la marca Eva Cosmetics. Yo al ppio tb caí en la «locura» por lo natural pero a la larga no siempre es lo mejor…en el caso de los sulfatos sí que noto los lavados más espaciados y que el pelo se engrasa menos y para mí es suficiente 😉

      El otro que usaste es Karma q tb lo tengo en uso pero no controla tan bien la grasa, es más equilibrante y digamos que deja el pelo con algo más de cuerpo.

      Besos!

  3. 11 noviembre, 2015 / 7:29 pm

    A mí me gusta mucho Karma, repito siempre aunque lo voy alternando con otros champús. La verdad es que este no lo he probado, pero tiene buena pinta. Otro que sí he utilizado es Godiva, pero ese no me funcionó nada bien, me engrasaba muchísimo el pelo. Las fotos de la entrada son preciosas, por cierto. Un besín guapa :*

    • Raquel Herrán
      Autor
      16 noviembre, 2015 / 1:47 pm

      Yo tb uso Karma y Montalbano y me gustan ambos pero no controlan tan bien la grasa como Fairy. El Godiva te pasa lo que a mí, lleva acondicionador y deja el pelo babosisímo, por eso pocos más puedo probar de Lush porque los nuevos llevan muchos aceites y son bastt más hidratantes, no me los han recomendado en absoluto (para mi tipo de pelo claro!).

      Gracias, es complicado sacarle lo bonito a una pastilla de champú ;P Un besote

  4. Charo F
    11 noviembre, 2015 / 8:20 pm

    Por lo que describes de él, sigue en la misma dinámica del Fairy, solo han cambiado el nombre. Ya no me iba en su momento y ahora seguimos en las mismas pero me encanta Lush y descubrir productos nuevos. Así que, cuenta, cuenta todo lo que tienes de ellos… 😉
    Besos!

    • Raquel Herrán
      Autor
      16 noviembre, 2015 / 1:48 pm

      Es que son champús bastt específicos! por ejemplo de los que han salido nuevos no me recomiendan ninguno porque llevan muchos aceites y mi pelo fino quedaría babosisímo. En breves inicio nueva sección y os hablo de mis 5 productos de Lush y lo haré con otras marcas tb 😉 Espero que os guste!! ^^

  5. 23 febrero, 2016 / 10:15 pm

    Las siliconas prácticamente no tocan mi pelo, solo de vez en cuando algún producto como protector térmico y poco más, pero no puedo decir lo mismo de los sulfatos, casi todos los champús que he estado utilizando los contienen, hasta ahora los que he probado sin ellos no me han convencido.
    Llevo aproximadamente unos 3 años sin utilizar siliconas, y he probado muchísimos champús, de los antiguos de Lush los he usado casi todos, y mi favorito sin duda es New (antes Como Nuevo), Seanik (antes Oceánico) también me gusta mucho, y Karma!! aunque este solo por el olor, porque no está indicado para mi pelo, yo también lo tengo muy fino).
    El del post fue el primero que probé, y la verdad es que no me fue muy bien, ya que me resecaba tanto que me provocaba efecto rebote 🙁
    De los nuevos solo he probado, o mejor dicho, estoy probando Jason and the Argán Oil y de momento me está gustando mucho.
    Me ha encantado la entrada, las fotos y todo el blog en general, me quedo por aquí 😉
    Besos.

  6. Miss Apple
    18 abril, 2017 / 10:26 am

    Hola Raquel, te sigo desde hace poco por Snapchat y hoy me he puesto a bucear un poquito por tu blog que me resulta de lo más interesante, enhorabuena!
    Te comento por aquí porque yo soy usuaria desde hace muchos años de Lush (antes de que se hiciera famoso), y particularmente soy fan de sus champús sólidos y de algún que otro producto. Uso de forma fija en mi rutina capilar el azul (antes se llamaba Oceánico) desde hace 5 años o más, y combino con mascarilla o acondicionador, y maravilla maravillosa. Como dices en otros comentarios, son bastante específicos, yo probé antes karma y como nuevo, y sin más, pero con este, bingo. Tanto que me animé a usar otros champús con sal y componentes marinos. En concreto Big, o sublime (ahora ya no sé como se llama, dichosos cambios de nombres) es espectacular usado una vez a la semana, y su olor es realmente adictivo, deja un volumen y un brillo tremendo, pero si que puede resecar, y ellos mismos avisan que no es para uso diario.
    Seguiré buceando por aquí y viéndote por snapchat 😉
    Un saludo
    Andrea

    • Raquel Herrán
      Autor
      19 abril, 2017 / 7:42 am

      Ay qué ilusión! bienvenida!!
      Efectivamente los que comentas tb me encantan, oceánico y Big, este último me parece una pasada aunque ahora voy a intentar desterrar los sulfatos de nuevo en mi rutina capilar. Llevo ya unos meses que tengo que lavarlo día sí día no y es un rollo, antes los d Lush aún con sulfatos me eran muy efectivos tb para espaciar lavados pero ya no me funcionan igual…

      No obstante tengo pendiente hacer review de esos dos q comentas porque me gustan mucho ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Looking for Something?