Rutina antienvejecimiento

Rutina antienvejecimiento

Uno de los aspectos que más nos preocupan en general, y en cosmética en particular, es el envejecimiento. Una etapa más de nuestra vida en la que nuestra piel, por ser el órgano más externo va sufriendo cambios debido a la edad y a la disminución de alguna de sus funciones.

El proceso de envejecimiento de nuestra piel forma parte del complejo mecanismo de envejecimiento global de nuestro organismo y es algo que varía de una persona a otra, incluso es variable según zonas corporales de un mismo individuo.

Es un proceso degenerativo e inevitable, si bien con algunas pautas de cuidados podemos minimizar los signos visibles en nuestra piel. Obviamente nuestra genética,  la alimentación, el ejercicio físico y los buenos hábitos juegan un papel fundamental, pero hoy hablamos de rutinas en cosmética.

La piel que tienes a los 60 es la piel que has empezado a cuidar a los 20, ni qué decir que la genética juega un papel importante no os lo voy a negar, pero si hay un cosmético que de verdad funciona es sin duda un buen protector solar como parte de nuestra rutina diaria durante todo el año. Es el mejor cosmético en el que podéis invertir y el mejor preventivo antiedad junto a una buena rutina de limpieza e hidratación.

Una piel bien hidratada (desde dentro y desde fuera) será una piel en mejores condiciones, con una función barrera más equilibrada y por tanto más efectiva ante los agentes externos.

Alteraciones en la piel

El paso del tiempo trae consigo una serie de cambios moleculares y bioquímicos muy complejos que sin embargo se traducen en signos externos que podemos apreciar fácilmente, como pueden ser:

  • Aparición de arrugas
  • Flacidez.
  • Manchas.
  • Adelgazamiento de la piel.
  • Pérdida de colágeno y elastina.

La dermis es la que sufre los mayores cambios, está más desorganizada ya que se pierden fibras de colágeno – se calcula que a partir de los 30 se pierde un 1% anualmente-, ve minimizadas en espesor sus paredes, aumenta la palidez de la piel…y por supuesto el sol acelera todos estos cambios.

¿Qué no debe faltar en nuestra rutina antiedad?

Os hablo de rutina antiedad pero bien podría denominarse rutina preventiva, no todas las pieles envejecen igual ni tienen las mismas necesidades.

Hoy en día son muchos los productos cosméticos comercializados para este fin, sin embargo son pocos los activos que han demostrado ser realmente efectivos frente al envejecimiento de la piel:

  1. Vit C y E
  2. AHAS
  3. RETINOIDES

Antioxidantes: Vit C y E

Hace tiempo ya publicaba una intro a los antioxidantes aquí. Por no repetirme destacaré dos en particular que además forman un excelente combo: Vit C y Vit E.

Sobre la Vit C hablamos largo y tendido en este post, me parece un ingrediente cosmético fantástico. Es uno de los antioxidantes más potentes y si tenemos en cuenta que buena parte de los factores que generan el envejecimiento de nuestra piel -sol, tabaco, estrés…- generan a su vez estrés oxidativo resulta coherente que un buen antioxidante nos ayude a prevenirlo no?

Dependiendo del tipo de activo utilizado y % muchos productos de VitC sí pueden usarse en rutinas de mañana, siempre os indico que consultéis las formas de uso que indica el propio fabricante ( La Vit C es fotosensible que no fotosensibilizante, se altera por acción de la luz y el calor, de ahí el uso de monodosis y envases opacos).

Una de mis opciones favoritas son los Proteoglicanos, recientemente he descubierto los de la marca española Delapiel y no puedo estar más contenta con su uso. Una gama asequible y con varias alternativas la encontramos en The Ordinary  y un acierto seguro, en los serums antioxidantes de Skinceuticals.

La VitE es un antioxidante magnífico con excelente tolerancia, presente en muchos cosméticos como antioxidante – lo identificaréis como Tocopherol- y además con propiedades hidratantes. Un producto que me ha enamorado estos últimos meses es el serum de Alpha H, perfecto para pieles secas, deshidratadas y sensibles.

AHAS

Ya os hablé de ácidos exfoliantes anteriormente en este post, entre ellos destacaba especialmente el ácido glicólico. Es un tipo de ácido derivado de frutas que por lo general además de exfoliar mejora la calidad de nuestra dermis, mejora los desórdenes de la queratinización y el tipo de colágeno, favorece la hidratación de la piel,  difumina manchas…

Es un ácido hidrosoluble y estable que actúa directamente sobre nuestras células, elimina las células muertas y favorece la presencia de nuevas. Es un ácido muy efectivo, con resultados inmediatos aunque no tolerado por todas las pieles -en este caso hay otras alternativas como los Polihidroxiácidos-. Próximamente os publicaré la guía de ácidos exfoliantes 😉

Consejos de uso: Empezar de forma paulatina e ir incrementando %. Un 5% es un inicio y mantenimiento perfecto, suave pero efectivo, no obstante hay % superiores comercializándose hasta un 20% para uso doméstico. Otra opción es un peeling en centros especializados, que es sin duda la mejor de las opciones como tratamiento completo y efectivo.

Cuándo? por las noches y personalmente no comulgo con su uso diario o frecuente de forma generalizada. Al día siguiente siempre spf alto.

Retinoides

Los retinoides son un tipo de moléculas liposolubles e inestables, relacionadas químicamente con la Vitamina A. Tienen acción queratolótica y despigmentante, antioxidante, resultan efectivos en casos de acné y al igual que el glicólico, sus resultados se notan casi de forma inmediata aunque ello implica ser constantes en su uso.

Hay que distinguir entre los retinoides que podemos encontrar de venta al público en cosmética general (retinol o retinaldehído por ejemplo y derivados) y aquellos que puede prescribir un médico dermatólogo de venta en farmacias (ácido retinoíco).

El ácido retinoíco es el que más eficacia ha demostrado frente al envejecimiento debido a la exposición solar si bien puede irritar la piel y por ello lo ideal es ir de menos a más, hasta que la piel se acostumbre y logre una buena tolerancia. En farmacias – ya que es un fármaco- lo encontrareis en diferentes concentraciones bajo el nombre de Retirides por ejemplo, si os interesa consultad con vuestro dermatólogo.

Los derivados del retinoíco, muy en auge actualmente, presentan una mejor tolerancia sin embargo no resultan tan efectivos. Hablaré de ellos pronto también 😉

Consejos de uso: Al igual que los ácidos lo ideal es empezar poco a poco y con % bajos, siendo muy común que los primeros días se produzca una leve descamación e incluso cierto picor. La sequedad es otro de los efectos secundarios de los retinoides, se puede combinar con fórmulas hidratantes aunque en ocasiones se recomienda usar solos o esperar unos minutos entre aplicaciones, la piel se irá equilibrando sola poco a poco.

Cuándo? Mejor por las noches. He indicado noches alternas en la infografía combinado con AHAS porque es lo más prudente, especialmente al inicio del tratamiento, pero cada piel tiene unas necesidades y una tolerancia diferente, ¿pueden combinarse en una misma rutina? sí, una vez nuestra piel esté acostumbrada y sabiendo cómo hacerlo. 

…………………………….

Siempre os digo que usemos el sentido común respecto al uso de ciertos ingredientes como retinol, ácidos o altas concentraciones de ascórbico que pueden resultar potentes.

Son activos que favorecen la renovación de nuestra piel, tienen acción exfoliante o incluso despigmentante por lo que pueden provocar que nuestra piel quede más vulnerable y por tanto sensibilizada ante una exposición solar.

Personalmente prefiero centrarme en un activo en función de lo que quiera/necesite tratar y es que, algo que me llama mucho la atención es vuestro afán por “poneros” todo en una misma rutina! – entiéndase que estoy generalizando!-, se puede pero con conocimiento 😉

Seamos responsables con su uso, busquemos asesoramiento previo (no compremos los productos y luego preguntemos cómo se usan)  y sobre todo seamos realistas con nuestras expectativas.

El protocolo que os he indicado es una rutina modelo pero no única, no obstante no todas las pieles toleran los AHAS o los retinoides – hay distintos %, derivados…- lo ideal es adecuarla a nuestras necesidades y no fijarnos tanto en nuestra edad.

Simplemente es cuestión de añadir a nuestra rutina base (limpieza+hidratación+spf) activos que ayuden a transformar nuestra piel y a prevenir los signos del envejecimiento.

 

El mejor cosmético antienvejecimiento, un buen fotoprotector.

La combinación de antioxidantes, Ahas y retinoides es un protocolo antiedad excelente pero siempre con expectativas reales.

No existen los cosméticos milagrosos y no tienen sentido invertir nuestro dinero en los últimos lanzamientos si no usamos spf todo el año.

La cosmética llega hasta donde llega, para lo demás está la medicina estética.

 

Os recomiendo enormemente:

Compártelo

14 Comentarios

  1. Ana (anabll100)
    1 abril, 2019 / 9:45 am

    Qué bien leerte siempre, estos posts tan cuidados y con tanta información escasean. Sobretodo lo que me gusta es que, aunque si hablas de productos, te centras en los principios activos. Es una información muy útil.
    Muchas gracias por tu trabajo, me facilita el mío 😉
    Un besito!!!

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 9:48 am

      Me alegro que os guste! creo que es necesario formarnos un poco antes de comprar un producto, así evitaremos compras innecesarias o no acertadas 😉

  2. MONIONA
    1 abril, 2019 / 1:42 pm

    Un post muy ansiado.
    Respecto a la protección solar me sucede que me cuesta mucho añadir productos a mi rutina facial, me explico: tengo casi 45 años y la piel mixta- sensible muy blanca. Tengo la sensación de que si después de la limpieza, tónico (a veces), sérum e hidratante incluyo la protección solar mi piel no respira, se me hace pesado (utilizo protección 50+ super ligera y no me maquillo)… Además, si se recomienda renovar cada 2 horas el protector, de nada nos sirve pasado ése tiempo, o quizás hay que ir renovando cosa que entonces sí que no hago. Necesito resolver mis dudas.
    Un placer como siempre leerte.
    Ptnts

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 9:52 am

      Sí, es necesario reaplicar el spf a lo largo del día y además por regla general aplicamos menos spf del que deberíamos. Un formato que no va mal son los sprays.

      Nuestra piel no respira aunque sea un reclamo habitual en cosmética, entiendo que te refieres que la sientes pesada usando tanto producto, juega con texturas más ligeras o puedes probar a omitir la hidratante y aplicarte directamente la protección solar 😉

  3. Irina
    1 abril, 2019 / 8:15 pm

    Hola! Me ha gustado mucho tu post, muy importante que hables de rutinas y activos y no de “cremas antiedad”. Además comparto contigo por experiencia que hay que tener mucha prudencia con los ácidos y retinoides. He comprobado a base de prueba/error que es más efectivo un activo a menor concentración pero con continuidad(la que necesites) que otro de mayor concentración que te irrite y tengas que esperar para volver a usarlo.
    Por cierto Bimba es adorable 😍😍

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 9:58 am

      La constancia en el uso de ciertos activos es muy importante, muchas veces no hacemos un uso correcto o no tenemos la paciencia suficiente para esperar a ver los resultados.

      La tolerancia es muy distinta en cada individuo, por ello mejor prevenir y ser prudente en su uso, ir de menos a más siempre!! Se que soy muy pesada y quizás peco de prudente pero he visto/leído auténticas barbaridades.

      Y qué decir de mi Bimba…<3 Gracias!

  4. Tamara
    1 abril, 2019 / 9:19 pm

    La verdad que son muy interesantes tus post. He leído un poco sobre las ampollas de vitamina c que recomiendas y tienen muy buena pinta. Yo suelo utilizar el serum de mabel meg .Pero siempre me queda la duda por ejemplo de las ampollas si pueden ser comedogenicos o oclusivas , porque pocas marcas lo ponen .Porque las pieles grasas como es mi caso también necesitamos hidratar o están un poco deshidratadas. Un saludo.

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 10:06 am

      Las marcas de ampollas suelen tener versión oil free o en su defecto, apta para piel mixta/grasas, en concreto Endocare C son oil free y no comedogénicas y juraría que las de De la Piel tb cumplen con este requisito 😉

      Y sí, las pieles grasas tb necesitan hidratación!!

  5. Eugenia
    3 abril, 2019 / 10:14 am

    Súper interesante, Raquel.

    Utilizo todos los ingredientes que mencionas desde hace un par de años. Mi piel tiene una tolerancia maravillosa con los AHA (utilizo The Ordinary 30% una vez a la semana) pero me costo mucho trabajo añadir los retinoides; pase al menos un año de adaptación hasta que deje de notar sequedad y descamación… solo podía usarlos una vez a la semana y tenia la cara híper sensible al día siguiente.

    La vitamina C empecé a usarla con tu recomendaciones de los proteoglicanos de Martiderm hace ya varios años y no pueden gustarme más. Repito con ellos una y otras vez desde entonces.

    Y, por encima de todo, protector solar 50 todo el año. Soy un fototipo 1, así que ha sido una norma toda mi vida.

    Maravilloso post, como siempre. Un saludo

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 10:08 am

      Pues te animo a probar las de De la Piel, me parecen completísimas y ahora han lanzado un pack que te permite probar todas sus versiones!

      El retinol conlleva un periodo de adaptación y por ello es importante ser constante, muchas personas abandonan su uso precisamente por esa descamación y sequedad que mencionas pero en la mayoría de casos es cuestión de tiempo que la piel se regule por sí misma 😉

  6. 8 abril, 2019 / 10:11 am

    Cojeo en los retinoides, pero los AHA es que van tan bien… aunque mi piel los tolera cada bastante tiempo para no ponerse quejosa. Totalmente, una buena hidratación y el spf son vitales para tener una buena base de piel.

    ¡Un besote1

    • Raquel Herrán
      Autor
      14 abril, 2019 / 10:10 am

      Lo fundamental es limpieza+hidratación+spf, ya lo demás es ir optimizando!!!

      Un besazo enorme Di <3

  7. 11 abril, 2019 / 7:27 pm

    Hola! Que gran artículo. Ahora que empiezo a contar más los años, o a tener en cuenta el paso del tiempo, estoy más obsesionada con cuidarme y este texto me va a venir muy bien. Un saludo y gracias

  8. Raquel Herrán
    Autor
    14 abril, 2019 / 10:11 am

    Me alegro que sea útil! la prevención es la mejor de las rutinas antiedad 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Looking for Something?